Mayo 27 del 2014

Renovación 148

Ya meditamos sobre la fe, el amor, el servicio, el silencio, la oración, la paz. Vamos hoy aplicar lo que absorbimos a nuestro Proyecto de vida personal.

El que vivamos intensamente el presente, porque el pasado no existe, y no sabemos si el futuro llegará, el que nos comprometamos el día de hoy a cumplir nuestros objetivos, no quiere decir que estamos haciendo esfuerzos aislados, independientes de lo que vivimos antes, o lo que planeamos para mañana.

Existe un proyecto de vida, POR ESCRITO, donde están todas las metas que vamos a lograr en cada área de la conducta y en los cuatro roles de vida: pareja, familia, social y laboral.

En ese documento hemos definido los pasos a seguir y el tiempo que utilizaremos para ello, hemos trazado el camino y rutas alternas por si hay obstáculos, y realizamos un balance de nuestro capital humano, recursos materiales, físicos, espirituales, sociales, con los que podemos contar.

Cada día aplicamos una herramienta, una técnica, a la tarea que vamos a realizar en esas 24 horas, lo que forma parte del contexto total de nuestra vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s