Mayo 24 del 2014

Renovación 145

Hace poco, una alumna recordó que yo le había dicho que “Cuando el alumno está preparado, aparece el Maestro”, proverbio Zen que yo he constatado muchas veces en mi vida personal.

Todos somos alumnos cuando aceptamos que podemos aprender cada día algo nuevo, diferente, que nos facilitará el camino hacia a trascendencia.

Estar preparados significa tener la disposición para el aprendizaje. Si no estamos dispuestos a aprender, si no nos interesa mejorar nuestra vida, podemos estar rodeados de Maestros y no los veremos, ni escucharemos, ni recibiremos nada de ellos, no porque ellos no emanen o compartan sus enseñanzas, sino porque estamos cerrados y no vemos, no escuchamos, no recibimos, no asimilamos.

Maestro puede ser cualquiera, o cualquier cosa, que nos transmita un mensaje. El Universo lo hace cada instante, la naturaleza, también.

Un niño que nos hace una pregunta que puede ser la que nos hemos hecho desde niños, y que no la habíamos respondido antes.

Alguien que nos sonríe en la calle, o nos ayuda a cruzarla.

En fin, el milagro de la vida, en sí, es un Maestro, que puede enriquecernos cada día.

El Maestro (el aprendizaje) aparece en nuestras cuando nos abrimos a él. Estar dispuestos a mejorar, a aprender, a recibir, es necesario para avanzar.

Hoy puede ser el día para descubrir un Maestro en nuestro camino. Veamos la vida con una mirada nueva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s