Mayo 3 del 2014

Renovación 124

Ya aceptamos que formamos parte de un todo infinito, vamos ahora a enfocarnos en la conducta que queremos introducir a nuestro diario devenir.

Vamos a ponernos la meta de 24 horas, de tan sólo un día. Dediquemos nuestros esfuerzos a esta labor con todo nuestro entusiasmo y certeza de que lo lograremos.

Esta práctica no es nueva, hace años que programas de autoayuda la utilizan con éxito, el más conocido, AA.

Vamos a comprometernos por un día en lograr nuestro objetivo, y a dedicarnos a ello.

“Vi el ángel en el mármol y tallé hasta que lo puse en libertad”. Miguel Ángel.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s