Abril 29 del 2014

Renovación 120

Si descubrimos que algo, o mucho, de lo que estamos haciendo es para llamar la atención y recibir reconocimiento, cariño, apoyo, mimos, de nuestros seres queridos o de quienes están a nuestro alrededor, empecemos a pedir lo que necesitamos, o queremos, en forma directa.

Eso requiere aceptar un NO por respuesta en ocasiones, y reconocer que no es porque no es que nosotros no merezcamos ese mimo, o esa atención, sino que la otra persona no sabe, no puede, o no quiere dárnoslo.

Puede ser que esa persona nos quiera chantajear o agredir con su negativa o indiferencia. Ese es su problema, no el nuestro. Busquemos otras fuentes de cariño y ya está.

Evitemos engancharnos en una relación tóxica.

Vamos a orar por él, o por ella, para que Dios llene su vida de amor y de paz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s