Abril 23 del 2014

Renovación 114

En algunas ocasiones tendemos a entrar en juegos psicológicos, ya sea que los iniciemos nosotros, o “aceptemos” la invitación para participar en alguno.

Recordemos cuántas veces ha llegado alguien, que de antemano conoce nuestra debilidad por ocuparnos de los asuntos de los demás, de esforzarnos más allá de nuestro propio bienestar para encontrar soluciones a lo que les pasa a los otros, y nos relata sus penas, incluyendo lágrimas y suspiros. De inmediato le decimos: “Espera, eso tiene solución, vamos a ver esto, o vamos a hacer lo otro”.

Ya dijimos vamos. Ya hicimos nuestro un problema que no lo es. La otra persona no nos pidió ayuda en forma directa, nosotros nos propusimos como “salvadores”, para que resolviera su situación. Eso es un juego psicológico.

Lo sano es esperar a que nos pidan ayuda y nos digan lo que necesitan y lo que esperan de nosotros, y que respondamos con toda asertividad si podemos brindarles “esa ayuda”, no otra, no la que nosotros pensamos es lo que él o ella debe de hacer. Hasta ahí. No más.

Cargar con los problemas de los demás puede ser una manera de evitar mirar los nuestros y avocarnos a resolverlos.

Vale la pena observar si nosotros somos los que andamos buscando que nos rescaten, nos den ayuda sin pedirla, con miradas o comentarios lastimeros, para no iniciar este tipo de juego psicológico.

“Seamos honestos con nosotros mismos y con los demás”.

Anuncios

2 pensamientos en “Abril 23 del 2014

  1. Me agrado esta reflexión, en mi opinión aprendemos este tipo de conducta porque es una forma de evadir nuestra responsabilidad para con nosotros mismos, tomar el mando de nuestra responsabilidad y ser nuestro propio motor y generador de felicidad con base a nuestros logros y nuestro plan de vida.
    El cambiar este hábito es un cambio de actitud en el que uno mismo debe ver hacia uno mismo, logrando vencer el ver a los demás y soltar el rol de ser juez o guía de temas y vidas que no nos pertenecen.
    No importa la edad que uno tenga, siempre es buen momento para ser auto responsables de nosotros mismos y disfrutar de nuestra vida sin involucrarnos en otras vidas.
    El reto está en soltar los hábitos aprendidos al paso de nuestras vidas para reflexionar sobre uno mismo y tomar el control al 100% de mi propia vida! de mi razón de ser y de vivir.
    Y como bien dice la frase: Uno es el Arquitecto de nuestro propio destino.

    • Hola Guillermo. Gracias por escribir. Lo que dice es importante y va con lo que estamos haciendo en nuestro proceso de renovación.
      Hay un pequeño detalle sobre el uso del termino deber de, ya que implica obligación, sumisión a la autoridad. ¿Qué tal que lo cambiamos a “un cambio de actitud en el que conviene que uno vea hacia si mismo….” La psicolingüística nos ayuda a mejorar en muchos aspectos. Muy interesantes sus aportaciones. Saludos. María.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s