Marzo 26 del 2014

Renovación 86

En ocasiones fallamos, nos equivocamos, nos desviamos del camino, porque nos sentimos cansados, o porque extrañamos las sensaciones a las que estábamos acostumbrados en el pasado.

El resultado es negativo, nos vamos a sentir culpables, a querernos castigar por no ser fuertes y mantener firme el paso, vamos a lamentar nuestra debilidad y a cuestionar la posibilidad de lograr nuestros objetivos.

Todos podemos cometer errores, y todos podemos aprender de ellos para no volver a cometerlos. Es humano que deseáramos regresar al pasado por un rato. Si la única consecuencia ha sido una resaca terrible, un dolor de estómago por el atracón, una cita a la que no acudimos, el daño no ha sido tan relevante.

Si en esa regresión, involucramos a otra persona y renovamos los juegos psicológicos con ella, es probable que para ella o él, eso signifique que nuestro cambio conductual ha sido algo pasajero y que vamos a regresar a las relaciones disfuncionales otra vez.

Vamos a perdonarnos, una golondrina no hace verano, ya vimos que no sacamos nada positivo si flaqueamos en nuestros propósitos. Vamos a continuar nuestro camino más decididos que nunca a llegar a nuestra meta.

“Podemos equivocarnos y aprender de nuestros errores”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s