Marzo 24 del 2014

Renovación 84

Vivamos el día de hoy.

Sólo tenemos el tiempo presente en nuestras manos. El ayer ya no está, puede habernos dejado recuerdos gratos, huellas dolorosas, o la indiferencia de la intrascendencia, y no podemos modificarlo en forma alguna.

Soñar con los logros del futuro es fructífero si construimos en el hoy los peldaños que nos llevarán a ellos. De otra forma, fugarse al futuro puede ser el escape para no aceptar lo que estamos viviendo hoy.

Por ingrato que sea, vivamos el hoy. Lloremos si estamos tristes, canalicemos nuestro enojo y resolvamos nuetro miedo. Encontremos cuál es el mensaje, la enseñanza que puede quedarte, de lo que estamos enfrentando.

Si tenemos momentos felices disfrutémoslos plenamente, y guardémoslos en la memoria celular para que renueven nuestra energía cuando vengan episodios adversos. Disfrutemos cada minuto, cada segundo.

Vamos a darnos permiso de llenar nuestro espíritu y nuestra alma de amor y bienestar”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s