Marzo 20 del 2014

Renovación 80

Observar, analizar, evaluar en forma objetiva, a los integrantes de nuestra familia nos va a facilitar decidir con quién nos queremos relacionar más íntimamente, y de quién vamos a alejarnos, o a poner límites que nos permitían responsabilizarnos de nosotros mismos, al mismo tiempo que dejamos que ellos se responsabilicen de ellos y sus acciones.

Vamos ahora a detectar cómo son nuestras relaciones fuera de la familia, cómo es nuestro círculo de amigos y conocidos.

¿Nuestro “mejor amigo o amiga” es una persona enfermiza, que siempre está quejándose por todo, al que le
“suceden todas las desgracias”?

¿En nuestro grupo de amistades predomina el conformismo, la mediocridad, los “fracasados”, las personas co-dependientes?

Hay varios refranes que tienen que ver con la pareja y los amigos: “Cada oveja con su pareja”, “La buena yunta, Dios la cría y ellos se juntan”. El mensaje es que nosotros vamos a buscar quién empate con nosotros (pareja y amigos), y vamos a atraer, inconscientemente, a las personas que necesitamos para cumplir con nuestro argumento de vida de perdedores, víctimas, no ganadores, o que caminen con nosotros por el sendero del logro y los éxitos.

Si nos sentimos inseguros, tal vez busquemos amigos que valgan menos que nosotros para sentirnos superiores a ellos, en lugar de encontrar un grupo donde el reto y la lucha por mejorar sea el pan nuestro de cada día.

Así que la clave está en nosotros mismos, en cómo nos vemos, cómo nos valoramos y cómo nos sentimos. Los demás son ellos, como son, no como nosotros queremos que sean y no es nuestra responsabilidad, ni nuestra tarea, cambiarlos.

Vamos a responsabilizarnos de elegir y cultivar nuestras amistades. Tomemos en cuenta que vamos a atraer a personas que tengan los mismos intereses, gustos, motivación, que nosotros, y que hay personas con problemáticas serias, que prefieran estar en el limbo, o jugando juegos psicológicos todo el tiempo para poder culpar a los demás de lo que “les pasa”, y seres humanos valiosos, honestos emocionalmente, con un Proyecto de vida de triunfadores. Tenemos el privilegio de elegir con quiénes queremos realacionarnos. Es nuestra rersponsabilidad y nuestro derecho.

“Vamos a relacionarnos con personas sanas, funcionales, que sean nuestros compañeros y compañeras en el camino de la superación y la trascendencia”,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s