Marzo 14 del 2014

Renovación 74

Algunas circunstancias adversas pueden resultar positivas o negativas para nosotros, según las aceptemos y vivamos el aprendizaje, o nos dejemos abatir por ellas.

No podemos cambiar muchas cosas a nuestro alrededor, ni prevenir otras que pueden ocasionarnos molestias o dolor. Esto es una realidad y es importante aceptarlo y reconocerlo.

No podemos evitar ciertos eventos adversos, lo que si podemos es modificar la forma de enfrentarlos, confrontarlos, vivirlos, asimilarlos.

Podemos emprender esta tarea con una mentalidad y sentimientos positivos: optimismo, seguridad, confianza en nosotros mismos, firmeza, entereza, valentía, integridad, coherencia, claridad mental, voluntad, determinación, criterio amplio, creatividad, imaginación, fortaleza.

También podemos irnos a la posición de víctima y regodearnos en sentimientos y pensamientos negativos: minusvalía, confusión, temor, cobardía, autocompasión, histrionismo, dependencia, lamentaciones, pesimismo, catastrofismo, auto-devaluación, impotencia.

La decisión es nuestra y la actitud que tomemos será la base de los resultados que obtengamos.

“Vamos a enfrentar la adversidad o contratiempos que lleguen a nuestra vida con la mente clara, pensamientos y sentimientos positivos”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s