Marzo 6 del 2014

Renovación 65
En ocasiones el tiempo es nuestro verdugo involuntario porque nosotros así lo decidimos.

Las horas son siempre las mismas, contienen los mismos 60 minutos, 3 600 segundos y 3 600 000 000 000 nanosegundos cada una de ellas; sin embargo, la percepción que tenemos del paso de tiempo es distinta si somos jóvenes o viejos, si estamos esperando noticias de alguien que está siento intervenido en un quirófano, o la confirmación de un premio.

El tiempo es igual para todos y todos lo vivimos de distinta manera.

Reflexionar sobre cómo percibo y manejo, o me dejo manejar por el tiempo, pensar si parece que necesito un día de 36 horas para hacer todo lo que quiero hacer, por lo que voy dejando en mi camino una estela de cosas inconclusas, mientras me avoco a resolver lo urgente del momento presente, puede sernos muy útil para reducir el estrés y tener una mejor calidad de vida.

“Puedo manejar mi tiempo en una forma asertiva y productiva”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s