¿Vida después de la muerte? Caso 2

Me enviaron otro caso de personas que han estado más allá del umbral de la muerte. El caso lo vivió un paciente de un médico psiquiatra muy reconocido.

Estaba atendiendo a un joven de 24 años que había sufrido un accidente de auto terrible, que lo mantuvo 30 días en la unidad de Cuidados Intensivos de un hospital de traumatología en la ciudad de México, en donde le practicaron seis cirugías complejas y prolongadas.

La ambulancia que lo recogió de la carretera lo llevó a un hospital público para que lo atendieran, nada más que había una gran afluencia de heridos y las camillas se alineaban en el pasillo frente al quirófano. Un médico lo vio al salir de una cirugía y le dijo a los otros doctores (traumatólogo, neurocirujano, anestesista, neumólogo) que de una vez lo operaran porque se veía muy mal, a lo que los otros accedieron.

Cuando el accidentado regresó a su casa 45 días después, había perdido 30 kilos de peso, no podía caminar y respiraba con dificultad. Al poco tiempo de haber salido, le sobrevino una estenosis traqueal y tuvieron que operarlo.

Afortunadamente, no tuvo consecuencias cerebrales pese a lo brutal del impacto, sin embargo, el joven estaba muy angustiado porque habían pasado tres meses y él no podía recordar nada de lo que había sucedido desde ocho días antes del accidente, ni lo que pasó durante su estancia en la UCI, por lo que el psiquiatra le propuso hacer unas sesiones de hipnosis para recuperar la memoria.

Habló con los padres y les dijo que iba a ir poco a poco, rescatando primero los días más distantes previos al accidente. Cuando la sesión terminó y salieron del consultorio, estaban pálidos los dos.

Le pidió permiso al joven para compartir la experiencia, y narró que habían empezado muy bien el proceso de regresión, y que el paciente dijo que estaba feliz en un día de campo con su abuelita Rosario y el tío Miguel. Se encontraban sentados sobre la hierba en un valle lleno de flores, donde se escuchaban los trinos de algunas aves y el sonido del agua de un río cercano y que había un sol brillante que no calentaba demasiado ni molestaba.

Estaban felices, riéndose, cuando se empezaron a acercar unos hombres vestidos de blanco. Al decir esto, empezó a tener problemas para respirar. El médico lo despertó y checó sus signos vitales, los que estaban muy alterados. Le dio un medicamento y esperó hasta que se recuperara.

El médico preguntó quién era el tío Miguel y le dijeron que era un hermano de la mamá que había muerto hacía 5 años. y que la abuelita Rosario era la abuela materna que había muerto hacía un año.

Los papás comentaron que los cirujanos les habían comentado que hubo un momento durante la intervención en el quirófano, en que el joven hizo crisis y tuvieron que aplicarle técnicas de resucitación cardiopulmonar.

Conscientemente, el joven no recordaba lo que narró bajo hipnosis, la evidencia fue la grabación que se hizo de la sesión, donde se pudo observar todo lo transcurrido durante ella.

¿Una pradera? ¿Un día de campo en un lugar idílico? ¿En compañía de los únicos familiares que habían muerto? ¿Se presentan hombres vestidos de blanco y le sobreviene una crisis que termina con la experiencia tan grata que estaba viviendo?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s