5 de febrero del 2014

Renovación 36
En ocasiones nos quejamos porque no nos alcanza el dinero. Si has estado o estás en esa postura, revisa qué es lo que está pasando, dónde está la fuga o si existe un falso planteamiento en el manejo de tus finanzas.

Cuando sólo hay 100 de ingresos, no podemos gastar 120. Claro que podemos ser víctimas de los planes de crédito y vivir como si tuviéramos 200 de ingresos, nada más que eso es hipotecar el futuro y nuestra tranquilidad.

¿Estamos comprometiendo nuestro bienestar emocional por lograr un estatus elevado? ¿En realidad necesitamos ese coche, esa casa, esa ropa, esas joyas, ese viaje?

Por lo general, cuando hay desequilibrios económicos, suele haber fugas, tales como exceso de consumo de luz, gas, gasolina, agua, detergentes: comida que se echa a perder, etc. Revisa si es factible vivir con más orden en todos los aspectos. Organiza tu tiempo, tu dinero, tus esfuerzos, tus diversiones, tus adquisiciones.

Tú mereces vivir bien y vivir en la abundancia.

Lo importante es definir qué representa la abundancia para tí. ¿Tener muchas deudas? ¿Aparentar lo que no eres o no tienes?’ ¿Andarte tronando los dedos porque ya están por llegar los acewwdores? ¿Qué precio estás dispuesto a pagar por ella?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s