MEXICO Y SUS PUENTES

Ya en una ocasión toqué este punto, lo estoy recordando porque el domingo me invitaron a disfrutar unos deliciosos tamales chiapanecos, y en la reunión dijeron que ellos empezaban el puente Conchita- Reyes (8 de diciembre a 7 de enero), desde ese festejo.

No es que no se presenten en la oficina, fábrica, empresa, negocio, del que son dueños o en donde colaboran, sino que sólo se hace lo indispensable para sobrevivir. Nada de clientes nuevos, abrir expedientes o créditos, etc. Es suficiente, si acaso, darle salida a los que tienen meses esperando. Rige la ley del mínimo esfuerzo.
Muchos de nosotros no transitamos por el puente mencionado, es más, ni siquiera vamos a salir de vacaciones, nos toca quedarnos a cubrir guardias, o a atender a despistados.

De cualquiera de las formas en que enfrenten estas fechas, háganlo con una actitud positiva, haya pasado lo que haya pasado.

Por ejemplo, si un ser querido murió hace poco, piensen que él o ella están presentes en sus vidas, de hecho, está con ustedes, en ustedes. Vivan su recuerdo con amor y paz. Hagan un Memory Book (un álbum de recuerdos) con todas las fotos y anécdotas de Navidad y Año Nuevo que compartieron en donde estuvo presente la alegría y el optimismo.
Ese es el mayor tributo que pueden hacer a su memoria.

Si están desempleados y sin dinero, piensen que es cierto que cuando más frío hace y más oscuro está, es justo antes del amanecer. Esto lo he comprobado los últimos días porque se me ocurrió ver en el teléfono móvil la temperatura a las 3 de la madrugada, y después a las 7 cuando ya el sol asomaba en el horizonte. La diferencia puede ser hasta de 8 grados o más. Pasa igual con la oscuridad.

Podemos renegar, maldecir, deprimirnos, y no ganamos nada, por el contrario, vamos a estar de mal humor, fastidiar a todo mundo y, tal vez, hasta enfermarnos seriamente.

Podemos también, fortalecernos, relajarnos, dejar que la vida fluya y encontrar nuevas formas de enfrentar la crisis utilizando nuestra creatividad e imaginación.

No importa lo mal que puedan estar las cosas, hay una salida y podemos encontrarla si no nos obsesionamos con la etiqueta de “pobre de mí”.

Así que reflexiona cómo estás enfrentando estos festejos, puentes, tradiciones, etc., y empieza a pensar positivo, a sentir emociones y sentimientos positivos, y la luz y el calor llegarán a ti.

Ten fe. Puedes hacerlo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s