LOS NIÑOS TIENEN LA CULPA

Unas declaraciones insólitas del Arzobispo Jozef Michalik, líder de la iglesia católica polaca, han vuelto a poner en la palestra el tema de los sacerdotes católicos pedófilos.

La polémica que han levantado esos comentarios ha reactivado el rechazo general hacía esa práctica criminal y el silencio de las altas jerarquías católicas al respecto, cuando no el encubrimiento que han mantenido por años, como ejemplo reciente tenemos aquí en México el caso de Marcel Marcial y el del ahora Cardenal encubriendo a un cura pederasta.

Algunas frases dichas por el prelado Michalik son:
• “Un niño de una familia abrumada, busca acercarse a otros, pierde el rumbo y hace que la otra persona también lo pierda”.
• “Algunos casos de abusos podrían haber sido evitados si la relación entre los padres fuese una relación sana”
• “Habitualmente escuchamos que un comportamiento equivocado o un abuso se produce cuando el niño está buscando afecto”.

Dentro de la comunidad eclesiástica católica polaca, recientemente han salido a la luz varios casos de abuso sexual infantil por sacerdotes. Con declaraciones como ésta, no necesitan fiscal, se ahorcan solos:el cura es la víctima de un niño que necesita y busca afecto y de unos padres “abrumados”. El sacerdote no es representante de Dios en la tierra. Él no está ahí para dar amor y compasión, para consolar al enfermo, para guiarlo y protegerlo. ¿Para qué está entonces?

Por supuesto que se retractó y dijo que había sido un lapsus momentáneo y que la iglesia tiene tolerancia cero con la pedofilia. Hay de lapsus a lapsus. Yo le recomendaría que antes de volver a abrir la boca se ponga a leer a Freud en la parte de los “actos fallidos” para que se entere por qué dijo lo que dijo y de qué parte de su compleja mente salió.

En verdad creo que el Papa Francisco es un buen hombre y un sacerdote íntegro, que ha de estar gritando: ¡“No me defiendas compadre”! Con personajes como ése, cabezas visibles de toda la grey de una nación, no necesita enemigos, están en casa.

Este Papa insiste en una iglesia sin boato, cercana a los pobres, que vaya adónde ellos viven, no encerrada en grandes y lujosos templos, vestida con grandes ropajes y enjoyada a más no poder.

Pues bien, le brincó una muestra de los cientos (¿miles?) de casos en que lo que vemos es lo opuesto, en el caso del prelado Franz-Peter Tebartz-van Elst, apodado el “obispo de lujo”, quien mandó construir una sede episcopal con un costo de 31 millones de euros. Ya lo llamó a Roma y lo destituyó del puesto mientras investigan. ¿Tendrá que hacer lo mismo con todos los que andan en ese mismo tenor?

Esperemos que haya mano firme en ambos casos, sobre todo en el primero, ya que es una lacra que mancha la labor de muchos sacerdotes católicos que si llevan a cabo su vocación con integridad y amor al prójimo.
Consusltar:
http://www.excelsior.com
http://www.reforma.com
http://www.elpais.com
http://www.actualidad.rt.com
http://www.lanacón.com
http://www.bbc.co.uk

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s