EL OPUS DEI Y EL PAPA FRANCISCO

Desde que tomó posesión de su cargo como Líder de la Iglesia Católica y rompió con la rigidez de protocolos arcaicos y símbolos de ostentación, he temido por la vida del Papa Francisco.

Mis temores no se centran en un loco espontáneo que quiera eliminarlo, ya que su imagen paternal y abierta para aceptar a todos por igual, los hará sentirse menos mal. Taqmpoco creo que corrientes políticas opuestas se arriesguen cuando todavía no ha dicho o hecho nada para que se sientan agredidas. No, el peligro está en casa. El enemigo está dentro.

¿Se imaginan ustedes que los curas que han manejado con sigilo medieval los fondos del Banco Vaticano van a estar de acuerdo con la política de transparencia total que pidió el Papa?

¿Cómo les habrá caído a todos esos Cardenales, Obispos, etc., que se cuelgan todos los adornos posibles de oro y joyas para enfatizar su importancia cuando portan las vestimentas talares, cuando el Papa opta por un simple crucifijo y evita la ostentación?

¿Qué sienten los altos dignatarios eclesiásticos que manejan a su grey como un comercio (tanto tienes, tanto vales), cuando él habla de hermanarse con los pobres, de trabajar para ellos, de estar cerca de ellos?

Hablo en general y “al que le quede el saco…”. ¿Qué opinan los jerarcas de la Iglesia que poseen varios coches último modelo, juegan todos los días al golf, viven en zonas privilegiadas con los archi-recontra-multi-millonarios, se visten de Hermenegildo Segna para arriba, traen el último modelo de reloj (que les regaló un feligrés), asisten a las corridas de toros en barrera de primera fila, etc., de su sencillez al no querer irse a vivir al Vaticano y quedarse en el Convento adonde llegó como Cardenal?

Si la riqueza acumulada por algunas órdenes, así como el poder que detentan, es tan descomunal como dicen, ¿ustedes creen que van a estar de acuerdo con la política de austeridad y trabajar para y con los pobres que predica el Papa?

Ya se empieza a escuchar el run-run. Se publicó el lunes pasado en El País, un artículo firmado por Juan G Bedoya, con el titular “El Opus recela del jesuita Francisco”, en el que habla del fantasma de la Teología de la Liberación, un movimiento tratado con severidad durante los pontificados de Juan Pablo II y de Benedicto XVI quien la combatió con denuedo cuando fue prefecto de la Congregación para la doctrina de la Fe (antes el Santo Oficio de la Inquisición), por su rebelión, división, ofensa y anarquía.

Días antes, el cardenal arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, del Opus Dei, remachó la execración de dicha Teología.

Las corrientes ultras de la jerarquía eclesiástica no están dispuestas a perder poder y dinero y ya empiezan a mostrar su disgusto, como sucedió en este caso, con el pretexto de que el actual prefecto de la Congregación de la Fe, el alemán Gerhard Müller, facilitó la visita al Vaticano del teólogo Gustavo Gutiérrez, fundador de la Teología de la Liberación.

Hoy sacan la cabeza los del Opus Dei, una de las organizaciones millonarias de la Iglesia católica, ¿quién seguirá mañana?

Sabemos que hay medidas radicales para silenciar a las personas, aun estando en las más altas jerarquías, confío en que no decidan los de casa, favorecer un “accidente” para eliminar a un sacerdote que quiere que la organización eclesiástica se asemeje a quien la fundó, a Jesucristo, que no vivía en palacetes, ni se vestía con ropajes de seda y oro, ni portaba joyas vistosas, ni acumuló riquezas, ni pidió edificaran templos suntuosos, ni hizo a un lado a los pobres. ¡Que Dios proteja al Papa Francisco!

http://www.elpais.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s