UN NUEVO SENDERO

Ayer iniciamos a transitar por un camino nuevo juntos. ¿Cómo te sentiste?  Si es el primer día que entras al blog, lee la reflexión del día primero de agosto, donde los invité a llevar a cabo una acción cada día, algo que no sea difícil, no cueste dinero y no nos quite mucho tiempo. Lo primero es tomar unos minutos al despertarnos para dar gracias por nuestro cuerpo y todo lo que podemos hacer con él, nada más eso. Por supuesto que puedes repetir el ejercicio cuantas veces quieras y a la hora que quieras.

Hoy, además de tomarnos esos minutos,  vamos a regalar tres sonrisas. ¿A quién? A cualquier persona que tú quieras, puede ser un vecino, un compañero de trabajo, alguien a quien veas en la calle.  No importa si esa persona es conocida o no, lo que cuenta es que tomes conciencia de que le estás regalando una sonrisa a ella en especial.

No se trata de poner una mueca en nuestro rostro, ni de ir por ahí sonriendo a todo el mundo. De hecho, si puedes concentrarte en tres sonrisas incondicionales, lo que significa que no importa si  te corresponden o no y que no estás buscando una ventaja ulterior a través de ella, será más efectivo. Tampoco quiere decir que si ya obsequiaste tres sonrisas, tengas que poner una cara adusta el resto del día.  Lo relevante es tomar conciencia que ya cumpliste  con  la acción correspondiente  del día  de hoy y dejes fluir la sensación de “Misión cumplida”.

Que tengas un día  muy positivo y encuentres en tu camino lo que estás buscando.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s