Temblor de 7.8 grados

La primavera entró sacudiendo a México con un sismo de 7.8 grados en la escala de Richter. ¡Vaya susto que nos llevamos!  El recuerdo remoto del temblor del 28 de julio de 1957 (7.9°) y la memoria del que vivimos el 19 de septiembre de 1985 (8.1°), se activa cada vez que se mueve el piso y recordamos los miles de muertos y heridos que quedaron como secuela, además de muchas construcciones desbaratadas o afectadas.

Otra cosa que viene a nuestra mente es el hecho insólito de que los primeros días del sismo de 1985, hubo un vacío de presencia gubernamental, mismo que se llenó con la solidaridad y civismo que mostraron los mexicanos. Yo participe activamente en las labores de ayuda y tengo muchas anécdotas que algún día compartiré con ustedes. Claro que quienes eran muy niños o nacieron después de aquel fatídico día, no tienen esa vivencia en sus recuerdos.

El temblor de ayer, según información oficial, no causó pérdidas de vida, heridos o daños graves o de consideración, salvo algunos árboles y viviendas en pequeñas poblaciones caídas, afectaciones menores a construcciones, fallas temporales en la energía eléctrica en algunas zonas, y la saturación telefónica que bloqueó el servicio porque todo mundo quiso hacer la pregunta obligada a sus familiares y amigos: ¿Cómo les fue de temblor?

Ha habido después varias replicas (mencionan 13) que fluctuan entre los 4.6° a los 5.6° y los expertos informan que es probable que suframos un temblor de mayor intensidad en un futuro cercano, por lo que es importante que tomemos las precauciones pertinentes. Algunas de ellas son: practicar la ruta de evacuación hacia un lugar seguro para que surja la conducta en forma automática a pesar del susto, sacar fotocopias de todos los documentos importantes y dejarlas en otro lugar (oficina o casa de algún familiar), tener una lámpara de pilas, un botiquín de emergencia, algo de viveres no perecederos de reserva.

Hay un hecho innegable y es que ya existe una cultura sobre los sismos: los edificios, escuelas, comercios, lugares públicos, se evacuaron en orden. Claro que no deja de haber quienes sufran crisis nerviosas o detalles chuscos, por ejemplo, cuando salí de mi departamento y llegué a la calle, a pesar de la hora (las 12.02 del día), ví a un señor en ropa interior con los pantalones en la mano, y una señora en bata toda despeinada que se alejaba de él ¿estarían juntos? ¡Vaya impresión!

Aprovechemos la sacudida para recordar que no somos eternos, que no sabemos cuándo nos vamos a ir definitivamente, por lo que conviene vivir a plenitud, luchar por realizar nuestros sueños, lograr nuestras Metas y, sobre todo, disfrutar cada minuto con la tranquilidad del que no tiene pendientes por cumplir. Abraza a tus seres queridos y diles que los amas ¡HOY!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s